Seguidores

24 septiembre, 2012

Parte 5

El hombre llevo a Blair a su habitación y le quitó las esposas.
-Dormirás aquí. Puedes vestir como quieras, tienes toda la ropa que necesites en ese armario. Tú harás la  colada de la casa y, aparte, te ocuparás de tus cosas, ya tengo más esclavos para que hagan el resto del trabajo -Blair no podía entender por qué ese grotesco hombre seguía hablando en el idioma alienígena cuando sabía perfectamente que ambos hablaban inglés.
-Está bien -dijo ella en inglés.
-Contéstame en abilk, henia.
Henio era el nombre que usaban los invasores para referirse a la raza humana. Blair sintió el deseo de escupirle a ese hombre en la cara.
-Atuk kein -repitió, esta vez en idioma abilk.
El hombre sonrió con satisfacción y se marchó de la habitación, dejando a Blair sola.
Blair dio unas vueltas por la habitación observándolo todo: tenía una cama ancha y espaciosa con dosel con la que no habría podido ni soñar en su vida anterior ni mucho menos en la academia donde la habían estado "entrenando" para ser una buena esclava.
En el armario-cambiador era espacioso y estaba repleto de ropa variada elegante y de buen gusto. Abrió algunos de los cajones: calcetines, cinturones, ropa interior... Se sonrojó al abrir un cajón ancho donde había ropa interior bastante picante y todo tipo de juguetes sexuales.
<<¿Para qué querré yo esto? Igual me deja tener relaciones... A lo mejor esa fachada de humano vendido ni siquiera es real>>.
No supo muy bien por qué, pero sintió un poco de simpatía por ese humano regordete que había pagado tanto por ella y ahora la cubría de lujos
<<Incluso mi deber es poco, sólo tengo que hacer la colada>>.
Alguien irrumpió en la habitación interrumpiendo los pensamientos de Blair. Se giró sobresaltada hacia la puerta. Una criatura parecida a una pequeña elfa entraba en la habitación. Blair la reconoció como una cigai
-¡Lo siento! Debí haber llamado...
-No pasa nada. ¿Qué quieres? -preguntó en voz neutra.
-Sólo me ha enviado el amo para enseñarte la casa... -el color marrón musgoso de las mejillas de la elfa se volvió blancuzco. Blair supuso que era el equivalente a una cara humana sonrosada.
-Está bien. Voy contigo. Por cierto, soy Blair ¿Cómo te llamas?
-Pahoa. Encantada. -la cigai hizo una mueca parecida a una sonrisa. A Blair, los cigai siempre le habían parecido muy similares a los humanos.

4 comentarios:

  1. Esta muy bien el capitulo, me gusta mucho, muy bien narrado y sin faltas. Felicidades.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ^^- Narkotika publicara el siguiente, un beso a ti ^^

      Eliminar
    2. Vale,estare atenta, si quereis pasaros por mi blog :) Un beso

      Eliminar
  2. Una preguntita... que pasó con A. Doval?, es que ha eliminado su blog... y pensé que también colaboraba en este, pero no veo su nombre en la lista de contribuyentes... acaso cambió su nick?, puede que ahora sea Ariel Lavod? Necesito que me respondan lo antes posible, o sino, me veré obligada a dar de baja a A. Doval si veo que ha desaparecido y no da señales de vida... ya me dicen, vale? Y por favor, avisarme en el club!

    Saludos y gracias por todo!, muak!

    ResponderEliminar